Comí, Reze, y ame en Nicaragua

Dicen que hay cosas que pasan justo cuando tienen que pasar. No hace mucho un libro llego a mi vida en el momento perfecto. “Eat, Pray, Love” o “Comer, Rezar, Amar” es el viaje de una mujer por Italia, India e Indonesia en busca de si misma y el equilibrio entre cuerpo y espirito. Este verano tuve mi “Come, Reza, Ama” en mi bello Centro America. Viaje a Nicaragua en un proyecto de voluntariado en una escuela en las faldas del Volcán Mombacho. La experiencia fue una de las mejores de mi vida.

¡Comí delicioso! La comida me regreso a mi país, El salvador, mi abuela y niñez. Los aromas de la cocina de Irma, la señora que nos cocinaba mientras trabajábamos en la escuela, me transportaron a la cocina de mi abue Tota. El olor y sabor de los frijoles, plátanos fritos, las tortillas en el comal, el pan recién salido del horno de barro, y aquellos mangos verdes y mamones que tanto adoro. La simpleza de la vida del campo, la naturaleza y los aromas frescos del amanecer me regreso al lugar de donde vengo, ese lugar que muchas veces olvidamos.

¡Reze en una Hamaca! Siempre supe que existe una diferencia entre ser espiritual y religioso pero no tenia claro como. Una Hamaca con vista ha un jardín de novela me convenció a quedarme quieta y experimentar uno de los momento mas espirituales de mi vida. Platique con mi Dios y sentí una paz profunda. Ese momento fue mi rezo, mi misa y comunión.


¡Ame la Mujer! Mi evolución como mujer no ha sido fácil pero si fascinante. Los niños me regresaron a la niñas que fui y me mostraron a la mujer que ahora soy. Me vi en sus caritas y vi como cambio mi destino el dia que mi Madre decidió traerme a este país. Encontré la mujer que por veces he perdido por causa de presiones, relaciones e inseguridades.  Valore la mujer que poco a poco he aprendido a cuidar, mimar y sobre todas las cosas Amar.

Comí, Reze, y ame profundamente en Nicaragua. Deje que todos mis sentidos flotaran y se sintieran a flor de piel. Me permite momentos de aventura, adrenalina, tranquilidad, silencio y bella soledad. La vida es generosa al darnos lecciones por medio de experiencias, personas, caídas y hasta ausencias. Este viaje como ese libro llego a mi vida en un momento perfecto.

Estos momentos se toman o se dejan. Tomarlo fue la mejor decisión de mi vida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: