Sexo, pudor y lágrimas

5 Sep

En algunas relaciones así suele pasar y en este preciso orden.

Primero viene el sexo delicioso, refrescante, excitante, de momento, sin pensar, apasionado, curioso, nuevo, pícaro y todas esas otras formas imposibles de describir con palabras.

No hablo de noviazgos largos ni relaciones establecidas, hablo de momentos, instantes cuando nuestro instinto nosgana, sentimos, hacemos y no pensamos.

Luego, a algunos les llega el pudor y comienzan las preguntas: ¿Qué hice? ¿Qué hicimos? ¿Qué pasó? ¿Cómo pasó? ¿Por qué pasó? ¿Será bueno? ¿Malo? ¿Qué va pensar?

Y puede que aparezca el bendito remordimiento acompañado de dudas y un poco de vergüenza. Aquí es cuando uno tiende a despertar y cuando tiene la oportunidad de poner las cartas sobre la mesa si es que no lo ha hecho. Desafortunadamente es también aquí cuando la fantasía de aquel momento puede que acabe y la realidad es muy diferente.

Y, de vez en cuando, si no te cuidas, las lágrimas te sorprenden. Éstas llegan cuando sin darnos cuenta involucramos las emociones sin antes inspeccionar el territorio que pisamos y el metiche corazón entra donde no lo han invitado. Llega la desilusión sin fundamentos, la decepción de una misma por tener expectativas sin razón. Todo esto pasa cuando nos damos cuenta de que para nosotras no fue sólo sexo. Es entonces cuando las lágrimas nos sorprenden, nos duelen y nos dejan sin aire.

Eso de sólo sexo no es fácil para todo el mundo y puede llegar a ser peligroso si una no está preparada.

No hace mucho pregunté por medio de la red social Facebook, si se podía tener sexo sin emoción o amor. Contrario a lo que asumimos generalmente, muchas mujeres contestaron que sí y algunas de las respuestas de los hombres decían lo contrario.

¿Es amor?

Por lo general, ambos sexos coincidieron en que sí se puede tener sexo sin consecuencias emocionales.

Pero la sociedad nos dice que, por lo general, es mas fácil que un hombre tenga este tipo de encuentros, en cambio para una mujer es mas difícil no mezclar ambas cosas. ¿Por qué? ¿Porque la mujer piensa con el corazón y el hombre con otra cosa? Esto es lo que decimos siempre, ¿no?

Vivimos en una sociedad que aplaude o excusa al hombre cada vez que tiene este tipo de conquistas: “Ése sí es hombre”, o “así son los hombres”. En cambio, la mujer que hace lo mismo es crucificada y juzgada: “Ésa es facilita,” “una dama no hace eso,” “una mujer decente no anda de loca”…

¿Por qué no aplaudimos o crucificamos por igual? Yo creo que ambos sexos son muy capaces de tener este tipo de encuentros, pero no lo promocionaran de la misma forma. Si bien tener la capacidad no significa que lo harán.

El hombre tal vez no tiene miedo a reconocer que sí porque sabe que la sociedad lo acepta y lo ve como normal; la mujer lo pensará dos veces ya que para ella el resultado puede ser muy diferente.

Sin embargo, me niego a creer que no haya hombres capaces o interesados en tener encuentros que vayan más allá del sexo. Me atrevo a decir que conozco por lo menos a uno que no lo haría y eso no lo hace menos hombre, como muchos lo describirían. Simplemente se rehúsa a tener ese tipo de intimidad con alguien sin que haya sentimiento.

También conozco mujeres que sí lo han hecho y describen el momento como algo carnal, pasional, físico y nada mas. Pero aunque los tiempos cambian y las mujeres nos hemos liberado en muchas cosas, desafortunadamente las presiones sociales siguen muy presentes.

Protección

Si decidimos tener sexo solamente hagamos el esfuerzo de cuidarnos, no solo físicamente sino también emocionalmente.  Por lo general, en la vida protegernos es natural y lo hacemos sin pensarlo. Nos pasa cuando viajamos a un país extraño, al comprar un auto nuevo o simplemente al hacer una compra.

No te metas en la alcoba de alguien sin antes entender bien las posibilidades del después. Infórmate bien antes de invertir tu tiempo, energía y posiblemente emociones. Aprende a protegerte y cuida tus intereses como haces con todo lo demás.

No es necesario que te limites ni mucho menos que te cierres a posibilidades. Al contrario, explora abiertamente las opciones, date la oportunidad y aventúrate. No tengas miedo a viajar a un país extraño, y si te pierdes pide direcciones sin vergüenza.

Si sexo es lo único que buscas, no tengas miedo a decirlo en voz alta pero también ten claro lo que la otra persona busca. Ten claros tus sentimientos, lo que tú buscas y lo que no quieres. No pierdas tu tiempo con alguien que quiere algo diferente a ti ni tampoco trates de cambiarlo.

Las relaciones no tienen que ser tan complicadas, confusas ni decepcionantes.

Reglas claras

Las complicaciones, y las lágrimas, suceden cuando no establecemos reglas o no tenemos claro dónde estamos. Asumir que sabemos lo que la otra persona piensa, quiere y espera nos puede traer muchos problemas y es cuando las decepciones pasan.

Espera todo de ti misma, pero no esperes un mundo de otra persona. Sé que tal vez suena un poco idealista pero no es imposible. Practícalo y veras la fuerza y confianza que te dará.  Entiende bien tus limitaciones y las de la otra persona. No tengas expectativas; el no tenerlas te protege, y si te decepcionan te va doler pero no te destruirá.

Evita las lágrimas a toda costa. Pero nunca sientas que tienes que conformarte con menos y tampoco regales todo tu mundo de una sola vez. Confía en ti, tu fuerza y poder de decidir.

 

Advertisements

One Response to “Sexo, pudor y lágrimas”

  1. Saliary Röman September 6, 2012 at 7:30 pm #

    El simple sexo, fue hecho para seres sin apegos.
    El pudor y lágrimas para todos los demás.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: